Empresas familiares buscan diversificarse para salir de la crisis

El 87%de las organizaciones señala que la diversificación o expansión de sus mercados es la principal prioridad. Foto: Especial

Innovan en nuevos productos y se expanden a otros mercados como Estados Unidos y Canadá

Poco a poco las empresas comienzan a recurarse del impacto que generó la crisis sanitaria, más de un año después de declararse la pandemia, las empresas familiares ven un panorama alentador.

Según datos de la Encuesta de Empresas Familiares (FBS) 2021 realizada por la consultoría PWC, 55% de las compañías consideran que crecerán durante el 2021, mientras que 74% dice que será hasta el 2022.

Este optimismo es consecuencia de la resiliencia, comunicación entre miembros de la familia y el uso de la tecnología que implementaron las compañías para salir adelante, sobre todo de la diversificación, debido a que 87% de las organizaciones encuestadas señala que la diversificación o expansión de sus mercados es la principal prioridad en los siguientes 24 meses.

Este panorama “se debe a la gran resiliencia que tienen históricamente las empresas mexicanas para adaptarse a los cambios, enfrentar los retos y manejo de crisis”, comentó en entrevista Juan Carlos Simón, socio líder de servicios de Empresas Familiares de PWC.

Detalló que la diversificación se da en la innovación de productos y en expandirse a nuevos mercados, debido a que las compañías destacan un mejor panorama internacional que les permite llegar a otros países.

Entre las entidades donde las empresas familiares ponen atención son: Estados Unidos y Canadá, así lo revela el estudio, donde 60% de las compañías tiene pensado diversificarse en el primer país y 35% en el segundo.

“Esto acelera la recuperación porque si bien México, a nivel país, hay incertidumbre sobre cuál va a ser la velocidad de recuperación de la economía, en Estados Unidos y Canadá hay mucho mayor optimismo, a razón de la velocidad en que se están haciendo aperturas y retomando una vida normal”.

Fortalezas

Durante la pandemia las empresas familiares mexicanas mostraron habilidades y capacidades para compartir información en tiempo real, debido a que la comunicación entre las diferentes generaciones se intensificó. Además, para 89% de las compañías, los valores fueron de ayuda durante los tiempos difíciles, aunque solo uno de cada tres encuestados tiene sus valores y misión en papel.

Para que la organización saliera adelante, los dueños de las empresas redujeron sus ingresos: el 35% disminuyó su salario, 39% redujo sus bonos y 42% los dividendos.

“Esto no afectó a los trabajadores de las empresas, son acciones que tomaron los accionistas y dueños de las empresas, de cómo se apretaron el cinturón”, detalló Simón.

Ahora, las metas a cinco años se enfocan en la protección del negocio (97%), la generación de dividendos para los miembros de la familia (87%), y la construcción de un legado (81%).

Digitalización, el tema pendiente

La digitalización es fundamental para que las empresas ejerzan su plan de diversificación, debido a que ayuda a automatizar procesos y generar datos para una nueva administración.

Sin embargo, una de cada tres empresas considera que sus capacidades digitales no son fuertes y no son prioridad, y solo 48% afirma haber invertido en capacidades digitales que requieren sus empleados.

En la encuesta Global Crisis 2021, el 93% de los encuestados consideró que la tecnología ha facilitado la coordinación del equipo de respuesta de su organización; en tanto que 84% percibió que la tecnología ha mejorado la habilidad de la organización para reunir información y tomar decisiones.

En este sentido, Simón recomendó que las empresas familiares hagan uso de herramientas tecnológicas basadas en la nube, procesos automatizados y capacitación.

Además, precisó que aunque las compañías no tienen un plan de prevención en papel, si lo tienen de forma empírica. “Cundo se les pregunta ¿Qué están haciendo para la prevención de crisis?, realmente no están haciendo nada de manera formal, pero están preparadas porque saben cómo atender las crisis y como ser adaptables”, finalizó Simón.

Empresas-familiares-frente-pandemia

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario