Los cuatro hábitos que las empresas deben tener para evitar ciberataques

Permitirán mejorar la seguridad y dar una mejor experiencia al cliente. Foto: Especial

Los ciberataques están a la orden del día y ha sido durante la pandemia cuando más se han intensificado, sin importar la empresa, tamaño o sector. Por ello, es importante crear una estrategia de protección, especialmente para proteger la seguridad de los clientes, pero ¿cómo hacerlo?

“Frente a este escenario, las compañías ahora están por enfrentar un reto mayor: diseñar nuevos tipos de experiencias 360º para entender a los consumidores, aunque ahora tendrán que hacerlo sin comprometer la privacidad de la información, tanto interna como externa; la seguridad empezará a formar parte de la estrategia comercial y tecnológica”, explica Shelley Pursell, directora de marketing en Latinoamérica e Iberia para HubSpot, plataforma CRM que ayuda a las empresas a alinearse con el éxito de sus clientes.

Ante esto, se debe comenzar por adoptar hábitos, que además de ofrecer mayor seguridad, permitan crear mejores experiencias para sus clientes. En este sentido, Pursell recomienda los siguientes cuatro:

Administra el acceso a la información

Es importante comprobar que tu empresa clasifique de manera adecuada los datos que estás administrando, principalmente los relacionados a tus clientes.

Los sistemas de gestión de contenidos (CMS) hoy se antojan como una alternativa para la alineación de la estrategia de seguridad y comercial gracias a sus funciones de seguridad como SSL, cortafuegos de aplicaciones web y una red de distribución de contenidos (CDN) alojada en todo el mundo, lo que permite a los encargados de seguridad del sitio configurar controles de acceso a datos fácilmente, mientras marketing se centra en crear mejores experiencias para los usuarios.

Identifica tus activos de TI

Lo primordial es identificar los dispositivos que conforman la red de tu compañía (impresoras, estaciones de trabajo, teléfonos inteligentes, routers, etc.), así como cualquier sistema de terceros.

Una vez lo consigas, considera reducir la complejidad de equipos, y asegurarte de que la mayoría tengan sistemas operativos compatibles, pues esto facilita el seguimiento de parches y actualizaciones de seguridad.

Contempla riesgos

Una de las maneras más efectivas de hacerlo es mediante una lista que contemple identificación de amenazas previas, determinación del riesgo y su impacto, clasificación de probabilidad y el cálculo de la calificación de riesgo.

También puedes priorizarlos en función de la gravedad y la facilidad de reparación con el fin de cerrar las brechas más grandes en tu plan de ciberseguridad.

Establece un plan de respuesta

Una parte importante de la estrategia de seguridad es el plan de respuesta a una filtración, el cual debe ajustarse en función de la naturaleza del incidente y los recursos que tiene disponibles. No obstante, contar con un sistema de detección de intrusiones (IDS) es una buena práctica para contener, erradicar, recuperar la información e identificar nuevos eventos en la seguridad de datos.

“Actualmente, las personas están tomando mayor conciencia acerca de cómo se utiliza su información en el espacio digital. Medidas como la eliminación de cookies de terceros en Chrome, están cambiando las reglas del juego y, ante ello, es importante que las empresas empiecen a repensar su crecimiento, poniendo la seguridad del usuario al centro de todo”, finaliza.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario