¿Cómo pueden los comercios prevenir ciberfraudes en Buen Fin 2021?

Las empresas también son propensas a sufrir fraudes de clientes. Foto: Especial

El Buen Fin está a un mes de comenzar, por lo que las empresas deben ya prepararse y una de las acciones en la que debe trabajar es la ciberseguridad, pues este evento prevé un alto consumo en línea, en donde se generan los mayores fraudes, sobre todo desde el inicio de la pandemia.

Comúnmente escuchamos que los clientes son los que más sufren fraude cibernético por parte de tiendas, ya sea robo de dinero, de información, no hacer las entregas u otros defectos, pero las empresas también se ven expuestas a este riesgo, lo que pone en riesgo a la marca.

José Andrés Chávez, CEO y cofundador de Bayonet, plataforma de prevención de fraudes para las empresas que realizan operaciones en línea, indicó que lo más importante para un comercio es centrar sus estrategias en los clientes buenos, es decir, los que tiene la intención de realizar una compra de forma legítima, pues ellos representan cerca del 95% de sus ventas, mientras que el resto son usuarios potencialmente fraudulentos.

“Ante un Buen Fin histórico, una herramienta antifraude puede ayudar al crecimiento de los comercios, porque el apetito del fraude -al venir de una pandemia- ha crecido”, expuso durante el webinar Cuida tu negocio: tips de métodos de pagos y estrategia de fraudes, organizado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Detalló que el uso de tecnología para prevenir es e las opciones ma factibles para los comercios, pero en caso de ser un micro negocio o que no puede acceder a este tipo de herramientas, también se pueden detectar fraudes a través de la observación de los comportamientos de los compradores.

Entre los patrones que se pueden detectar, destacan los siguientes:

  1. Correo electrónico que haga diversas transacciones de compra exitosas en un lapso de tiempo demasiado corto
  2. Compras repetitivas desde un solo código postal
  3. Cambiar la dirección de entrega, una vez que el pago fue aceptado

Estos, “entre otros patrones, pueden llevar a sospechar que hay un fraude detrás de esas compras”.

En este sentido, Erick MacKinney, Country Manager México en Adyen, sugirió que para reforzar la seguridad, los comercios no deben hacer cambios drásticos en sus plataformas antes de una temporada de ventas, ya que de esta forma, el defraudador analizará los cambios y explotará la vulnerabilidad.

“También es importante que el comercio identifique al mal comprador por contraste, pues resalta en estos picos de venta, para ello puede diversificar el uso de herramientas para la detección del fraude”.

Cuidar el flujo de pagos

Respecto a los pagos en las plataformas, los especialistas coincidieron que las empresas deben contar con flujos de pago libres de riesgo y que brinden buenas experiencias de compra para sus clientes.

Al respecto, Raúl Cordero, de EBANX, indicó se debe estimar el monto del ticket promedio esperado durante el Buen Fin y delimitar el número de productos que puede llevarse cada usuario, entre otras cosas.

Asimismo, los comercios deben trabajar en conjunto con agregadores de pagos y otro tipo de intermediarios para comunicar los cambios que realizarán en la temporada alta de ventas como promociones, descuentos, meses sin intereses. Esto con el fin de que los procesadores de pago puedan hacer que fluyan las ventas, haciendo más elástica la reacción ante el crecimiento de las demandas.

La tasa de aprobación, es decir el total de compras exitosas por cada pedido, es uno de los objetivos más importantes a monitorear durante el buen fin, añadió Chávez.

El riesgo de los nuevos compradores

Estas temporadas también traen consigo un número importante de nuevos compradores, los cuales coincidieron los especialistas, representan un gran riesgo de generar un falso negativo para el comercio. Tan sólo durante el Buen Fin 2020, cuatro de cada 10 compradores realizaron por primera vez una compra digital.

Las temporadas altas representan un cambio en los comportamientos de compra, ante los cuales deben estar preparados los comercios y para ello deben considerar el número de transacciones que esperan tener, las estimaciones de ticket promedio, si incluirán promociones de pagos, campañas especiales y descuentos, pues todo estos factores influyen en el volumen de las transacciones.

Cuando se conocen “las preferencias del cliente, entonces se le puede ofrecer un check-out personalizado”, dijo Francisco Julián, Business Development de Worldpay from FIS.

Ante esto, lo que se puede hacer es conocer si el usuario prefiere una forma de pago u otra, guardar su dirección o no, entre otras preferencias que hagan que no se pierda la venta.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario