Emprender en mercado LGBT+ es darle valor a las diferencias de todos

Offlander crea botas con diseños neutrales. Foto: Especial

Gabriel Murillo y Arturo Guadarrama son dos emprendedores que crean productos enfocados

Gabriel Murillo nació en una familia de zapateros en León Guanajuato y desde pequeño conocía a detalle todo sobre calzado de mujer, hombre y niños; las formas, estilos y características, y aunque no se dedicaba por completo al negocio, todo cambió en 2016 cuando después de socializar con personas transexuales y travestis, conoció el problema que vivían para encontrar tacones.

En ese momento nació Miranda Queens, marca de zapatos diseñada para la comunidad LGBT+ que hoy también suma la marca Offlander de botas sin género.

“El calzado de este estilo no es como cualquier zapato, se debe hacer desde cero. Iba con quienes me hacen la horma y tacones y decían que no se podían hacer zapatos con tacones tan altos con números grandes como del 9 u 11, pero buscándole encontramos cómo hacerle. Además es cuatro o cinco veces más caro que uno de dama porque una zapatilla debe aguantar a una persona de 100 o 110 kilos, el pie masculino es más ancho y no se resuelve con solo hacerlo más largo”, explicó en charla con El Economista.

Ese fue el nacimiento de una empresa dedicada a la comunidad que hizo sentir a las personas agradecidas por pensar en sus necesidades, porque al no tener opciones de zapatos personalizados, ocupaban zapatillas más pequeñas que lastimaban e incluso causaban lesiones.

Pocas marcas

De acuerdo con datos de la Federación Mexicana de Empresarios LGBT, el Pink Market, el mercado enfocado en la comunidad LGBT+, aporta 80,000 millones de dólares al Producto Interno Bruto nacional, una importante suma si se toma en cuenta que de un 5% a 10% de los habitantes son abiertamente miembros de la comunidad.

Sin embargo, son pocas las marcas enfocadas en la comunidad, lo que representa una oportunidad para los emprendedores como Arturo Guadarrama, fundador de la marca Be Prepared enfocada en suplementos alimenticios, y artículos de bienestar y lujo como velas y aceites para masajes. También están las toallas íntimas y artículos de vestir como playeras con motivos del arcoíris, que son pensados para celebrar el Pride Day, el 28 de junio.

“Cuando uno resalta las necesidades específicas y las diferencias, lo que tienen es inclusión a diferencia de lo que la gente podría pensar: es darle valor a las diferencias que tienen todos para generar inclusión como resultado. De ahí nace la idea de Be Prepared además de ser un tema de salud”. destacó Arturo.

El proyecto comenzó en 2019 pero por la pandemia se atrasó, por lo que fue hasta septiembre del 2020 que se lanzó la marca a través de market places como Mercado libre y Amazon. Este año se planea el ingreso a farmacias y se encuentran en pláticas para incursionar en el mercado estadounidense. “Nuestro empresa es humo friendly”.

Productos sin género

Tanto Arturo como Gabriel, trabajan a diario por brindar una oferta que no se catalogue solo para un género como es el consumo de suplementos, artículos para el bienestar que no son solo para mujeres, o zapatos que sean tanto para hombres como mujeres. Asimismo, se busca que los productos que pueden ser pensados para unos, puedan adaptarse para otros.

Esto fue lo que en 2018, motivó a Gabriel a crear Offlander, su línea de botas tipo militar que no tienen diseños femeninos o masculinos, sino neutrales, que incluso pueden diseñarse al gusto de cada persona. Son más accesibles que otras marcas y se producen en pocas piezas “porque por grandes volúmenes, no te consienten como consumidor”.

Gabriel precisó que “la moda en general no tiene género, por eso desestigmatizamos los colores que son solo para hombres o para mujeres. Una botas rosa neón, bien pueden usarlas los hombres, los de la comunidad LGBT o quien sea, es para todos”.

Además de ofrecer estilos sin género, la marca busca ser una plataforma para promocionar el arte mexicano y el talento en diversas áreas. Por ello, recientemente se alió con Big Javy del grupo Inspector, con quien colaborará para su marca “Viva el ska mexicano”.

Para Arturo, más allá de ofrecer productos para la comunidad, lo más importante es hacer un cambios en todos los sectores empresariales, trabajar en la inclusión porque de verdad lo desean, no por un tema de agenda o solo porque el mes de junio lo dicta.

Se trata de tener acciones desde el interior de la organización, ir rompiendo estigmas y adoptar las diferencias de todos, porque eso permitirá ser una sociedad más incluyente y que tenga un mejor crecimiento, pues las diferencias son un plus.

“Hay que valorar la excelencia mexicana, existen empresas locales que cumplen con estándares de calidad. Invito a los empresarios a sumarse a esto porque la diversidad es un valor agregado y eso va a representar también, un mejor negocio”, finalizó Arturo.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario