Crecimiento personal y resolver conflictos, las motivaciones para emprender en México

Un 33% quiere resolver problemas de la sociedad. Foto: Especial

El emprendimiento ha ido a la alza en los últimos años en México e incluso se ha vuelto el estilo de vida de millones de personas, algunos por la necesidad de generar dinero o querer tener su propia empresas, pero para otros, las principales razones son tener un crecimiento personal y ayudar a resolver problemáticas del entorno, revela la Radiografía del Emprendimiento en México 2021, elaborada por la Asociación de Emprendedores de México (ASEM).

De acuerdo con el informe, un 43% de los emprendedores decidieron hacerlo por tener un crecimiento personal y profesional, 33% para solucionar problemas en la sociedad o mercado, y 30% por encontrar una oportunidad de negocios rentable.

“Si logramos que esas personas que decidieron crear valor, invertir su capital y talento, estén más capacitadas y exista un entorno propicio, inclusivo para iniciar y hacer crecer sus negocios, podemos acercarnos a muchos objetivos”, expuso Juana Ramírez, presidenta del Consejo Directivo de la ASEM, durante la presentación de la radiografía.

Otra de las principales razones para emprender es la necesidad de incrementar el nivel de ingresos para 26%, desarrollar un mejor producto o servicio con 24% y dejar de tener un empleador con 18 por ciento.

Asimismo, el emprender, se ha convertido en la principal fuente de ingresos para 64% de las personas, ser una segunda fuente de ingresos para 22% y un ingreso extra para 14 por ciento.

Fracaso al emprender

Si bien el deseo de emprender está creciendo y cada vez más mexicanos buscan crear un impacto positivo en su entorno a través de su negocio, para muchos la historia no tiene final feliz.

Muestra de ello es que un 45% de los emprendedores ha tenido alguna empresa que fracasó, siendo la falta de liquidez el principal motivo para 35%, la falta de conocimiento del mercado para 34% y la mala administración del negocio para 29 por ciento. Respecto al comportamiento durante la pandemia, solo 3% fracasó por la crisis sanitaria y otro 2% por temas de devaluación.

Otra situación que se observó es la dificultad para emprender en el país, pues para 54% tiene que ver con la falta de acceso a financiamiento, 53% considera que son los altos costos de la estructura fiscal y laboral, y para 36% la falta de educación o preparación para empresarios.

Ante esto, lo que se proponen algunas iniciativas que impulsen el ecosistema, como son:

  • Simplificar trámites para la gestión de empresas (44%)
  • Esquema amigable para el pago de impuestos y cuotas obrero-patronales (43%)
  • Programas de desarrollo empresarial para mejorar en gestión, estrategia, rentabilidad y competitividad (28%)
  • Incrementar acceso a mercado y a fondos para emprendedoras (28%)
  • Incentivar inversión en emprendimiento de alto impacto (25%)

Respecto al mercado para emprendedoras, se debe a la presencia femenina en el emprendimiento, si bien ha crecido, sigue siendo menor que los hombres 37% a diferencia del 63% de ellos.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario