Startups incentivan sistemas de pago sin efectivo

Foto: Shutterstock

En México, 61% de la población mayor de 15 años no tiene una cuenta bancaria; es decir, son 53 millones de adultos mexicanos que carecen de acceso a servicios financieros básicos, detalla el estudio “Panorama del Fintech en ­México”, realizado por Endeavor.

Debido a esta situación, diversos emprendedores se han preocupado por llevar servicios financieros a este sector de la población, que realiza transacciones con dinero en efectivo. Un factor fundamental para hacerlo posible es el smartphone, que no sólo puede mejorar la experiencia del usuario y reducir costos, sino también ­empoderar a las personas para acceder al sistema de pago.

Asimismo, IE Market Research, dice que el uso del smartphone es el método preferido de 55% de la población mexicana para la banca y realizar compras, mayor que en cualquier otro país de América ­Latina, en este sentido, Cisco proyecta que para el 2020 el tráfico total de datos móviles en la región crecerá a una tasa anual de 50%, logrando una penetración de hasta 85% de la población para entonces.

Uno de los países que creció de forma drástica en sistemas de pago es China, que por medio de aplicaciones de pago como Alipay, Alibaba y WeChat Pay los pobladores pueden hacer compras en grandes multinacionales, tiendas y pagar el taxi.

México no se queda atrás y es el país que cuenta con uno de los ecosistemas más desarrollados de América Latina, debido a que es posible crear una empresa en un día, cuando en Bolivia se necesitan 25.

Red social de pagos

Un ejemplo de estas startups que buscan dejar el efectivo atrás y realizar pagos tecnológicos y seguros, es Payit, una red social para realizar pagos entre amigos y negocios sin terminal bancaria.

“Nosotros creemos que la experiencia de pagarle a un negocio ya está hecha, ya cuentan con tarjetas, pero ¿qué pasa con todos los demás que no tenemos una empresa?”, menciona en entrevista para El Economista Martín Mexia fundador de Payit.

Detalla que si alguien quisiera vender su celular a un amigo o conocido, tendría que existir una transacción en efectivo, por eso la aplicación está dirigida a “personas comunes” que realizan pagos diarios, por ejemplo, a aquellos que venden por catálogo, lavan carros o venden comida a domicilio.

Para usar la aplicación sólo se necesita descargarla en el celular, agregar una tarjeta de crédito o débito y comenzar a realizar los pagos a cualquier persona, ya sea a través de mensaje de texto, correo electrónico, por medio de una cuenta clave o Payit.

“Si tienes Payit y le quieres cobrar a tu vecina, le pides su número de celular, le haces el cobro y por mensaje le llega un link que al momento de darle clic la lleva a una página donde mete su tarjeta de crédito o débito, se hace el cobro y se deposita a la cuenta de la aplicación”, explica.

Si el pago se realiza con ­Payit o tarjeta de débito la operación es gratuita, pero si se utiliza la tarjeta de crédito se cobra 3% de comisión.

Gracias al desarrollo, Martín representará a México en ­SeedStarsLatam, el foro de tecnología y emprendimiento para mercados emergentes.

Pagos sin tarjeta bancaria

Butterpay es otra startup que permite hacer pagos y cobros sin tarjetas de crédito o débito, y sin aceptar dinero, incluso prescindir del smartphone si se tiene ­instalada la aplicación en la computadora.

“Desde la aplicación puedes asociar tu tarjeta de crédito o débito como lo haces con otras plataformas, y si no las tienes, puedes ponerle crédito a través de SPEI u Oxxo. Así tendrá dinero suficiente para hacer compras futuras sin comprometer tu información”, explica Jonathan Serrano, creador y director de operaciones de la plataforma.

Añade que una vez ingresados los datos, no se requerirán en el futuro y que el uso de la app no genera ningún costo. Únicamente se cobrará una comisión por cada transacción, en promedio 1.5% que posteriormente se prevé se incremente a 2.5 por ciento.

Para realizar las transacciones, el cliente proporciona el teléfono celular al establecimiento para que reciba un SMS para confirmar la compra. En caso de no contar con el teléfono, el usuario sólo debe ingresar el PIN a la aplicación del comercio. El código QR también es un método de validación.

Asimismo, aporta importantes beneficios tanto para negocios como clientes en general. Para los pequeños empresarios, evita los problemas que generan las terminales como el tamaño, pérdida de señal, tener monto mínimo o el pago de comisiones y mensualidad.

“Para los usuarios el mayor beneficio es la facilidad de uso y que no se
necesitas sacar el celular para hacer el pago, a excepción de los SMS. Si no tienes una forma de cobrar demás de afectivo estás dejando de tener clientes”, finaliza Jonathan Serrano.


CRÉDITO: 
Elizabeth Meza y Elizabeth López / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.