Perseverancia y pasión son claves para conseguir logros

Foto: Shutterstock

A diario escuchamos la palabra talento para definir a una persona que ha conseguido un logro; pero cuando se le da demasiada importancia se infravalora todo los demás.

“En realidad, un logro se debe al conjunto de pequeñas habilidades o actividades que se practican hasta convertirse en hábitos y al ejecutarse de manera sistemática generan la excelencia”, menciona Angela Duckworth, profesor de psicología de la Universidad de Pensilvania en su libro Grit, el poder de la pasión y la perseverancia.

La autora se pregunta si el talento no basta para explicar los logros, entonces ¿qué elemento falta? Su respuesta son dos ecuaciones: talento más esfuerzo es igual a habilidad y habilidad más esfuerzo es igual a logros.

“El talento es la rapidez con la que las tus habilidades mejoran cuando te esfuerzas en ello. Los logros son los que ocurren cuando se aplican las habilidades adquiridas”.

En 2004, Angela Duckworth decidió estudiar a más de mil cadetes de la escuela militar West Point, quienes después de pasar dos años intentando ingresar a la academia abandonaban los estudios en los primeros meses, durante el entrenamiento conocido como Beast Barracks, siete semanas de ardua entrenamiento.

Duckworth descubrió que quienes dejaban la carrera militar, raras veces lo hacían por falta de habilidades. Lo más importante era la actitud de “no rendirse nunca”.

La combinación de pasión y perseverancia era el punto clave que distinguía a los triunfadores, a lo cual la autora nombra como grit, palabra inglesa para definir la pasión y perseverancia ante las metas a largo plazo.

El grit no sólo puede aplicarse a los cadetes de West Point para saber si permanecerán largo tiempo en la escuela, también sirve para definir si una persona tiene la perseverancia para lograr sus objetivos, tanto personales como profesionales y crecer en un empleo.

Aunque el grit que se tiene hoy no significa que sea el mismo que se tenía en la juventud.

Duckworth asegura que las personas que tiene un alto grado de grit tienen en común cuatro cualidades psicológicas que son: interés, práctica, propósito y esperanza, pero estos no son dones que tenga una persona, sino que pueden desarrollarse.


Busca la pasión

La psicóloga Duckworth señala que los científicos que han estudiado el interés han determinado que las personas se sienten más satisfechas cuando trabajan en algo que coincide con sus intereses personales.

EE

Por ejemplo, quienes gustan de interactuar con gente no son felices si tienen que trabajar solas frente a un ordenador el día entero, y se sentirán mejor dedicándose a otra cosa, como las ventas o la docencia.

Además, los empleados con una ocupación afín a sus intereses personales rinden más, son más serviciales con sus compañeros y conservan el trabajo más tiempo.

Asimismo, las personas que tienen un propósito aumentan su pasión al estar convencidos de que su trabajo es importante para otras personas y quienes tienen esperanza son más perseverantes.

Por último, Duckworth dice que “todos creamos en nuestra mente teorías sobre nosotros mismos y el mundo, y esto determina lo que hacemos”.

Los suscriptores de El Economista pueden acceder a una síntesis de este resumen, Grit , elaborada por Leader Summaries. Para ello diríjase al apartado de descarga de PDF del periódico en la web de El Economista y pulse en el apartado de Biblioteca Empresarial o visite la página de Leader Summaries, libros resumidos.

elizabeth.meza@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.