Mujeres lideran 23% de empresas familiares

Foto: Shutterstock

Las empresas familiares representan 83% de las compañías en México; sin embargo, lidian con una serie de problemas que los negocios tradicionales no hacen, como los conflictos con la familia, la sucesión de la siguiente generación y la selección de directivos.

En México, la mayoría de las empresas familiares, detalla el estudio Radiografía de la empresa familiar en México, realizado por la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) a través del Centro de Investigación de Empresas Familiares (CIEF-UDLAP), están conformadas por la primera generación (66%), un porcentaje menor por la segunda (29%) y sólo 4% por la tercera, lo cual muestra una difícil batalla en el crecimiento y ello se debe en gran medida a que 67% de las empresas no cuentan con un plan de formación y sólo 30% si lo hace.

“Lo que muestra la visión corta de la empresa familiar, ya que al no preocuparse por la formación y capacitación del empleado (familiares y no familiares) pierden competitividad en los mercados actuales”.

Asimismo, en siete de cada 10 empresas, los miembros de la familia no compiten por puestos directivos en el mercado laboral, es decir, el ingreso a puestos de alta dirección es sólo por el apellido y no necesariamente por estar capacitado para el puesto.

En este sentido, las mujeres aún tienen una baja participación en los puestos directivos de empresas familiares, sólo 23% de estos negocios están dirigidos por ellas, comparado con 77% de hombres que dirigen una empresa.

Además, al respecto del tamaño de las empresas dirigidas por mujeres, 28% de las empresas familiares son micro, 21% pequeñas, 11% medianas y 8% grandes. Esto quiere decir que “a mayor tamaño de la empresa familiar, menor la participación de la mujer en la dirección general de las mismas”.

De la presencia de mujeres en los órganos de gobierno, 21% están en los conejos familiares, en asambleas familiares y consejo de administración es del 18%, siendo la junta de accionistas donde menor participación de mujeres hay, sólo 15%, detalla el estudio.

Además, el estudio presentado por Luis Ernesto Derbez Bautista, rector de la UDLAP, determina que 55% de las empresas no han tomado acciones en caso de que algún directivo clave falte, por lo que la inesperada ausencia de uno de ellos representaría el no poder cubrir el puesto, por lo menos en el corto plazo.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.