Gerentes mexicanos de TI no confían en home office

Más de 77% desconfía de sus colaboradores. Foto: Shutterstock

Años atrás, una persona acudía a la oficina y estaba sentado frente a una computadora por ocho o nueve horas, ahora se trabaja de forma más flexible, en home office o prácticamente en cualquier lugar, un parque o café; sin embargo, esta modalidad de trabajo no es bien vista por todos.

Aunque las facilidades de trabajo se han dado por la tecnología, los directivos de TI (tecnologías de la información) no siente que sea una buena opción de trabajo, ya que 66% todavía considera que los colaboradores tienen mejor productividad cuando van a la oficina, pese a que 71% de los empleados piensa que la flexibilidad es muy importante y necesaria para su vida laboral, reveló Carlos Macías, country manager de Citrix México.

“Falta mucha más consciencia y que se tomen en serio acciones para cumplir con las expectativas de la flexibilidad de trabajo de los empleados”, dijo durante la presentación del estudio “#QuéPasa en Latam: cloud, seguridad y trabajo flexible”.

Destacó que tras evaluar los resultados del informe, se encontró que no existe una correcta coordinación entre lo que creen los encargados de TI que deben implementar en sus centros de trabajo y lo que los trabajadores digitales mexicanos necesitan, lo cual se enlistó en el estudio previo “El trabajador digital: ¿qué busca y cómo trabaja?”.

De igual manera, informó que sólo 40% de las empresas está brindando opciones de trabajo flexible, de los cuales 56% lo hizo a petición de los empleados, pero ¿por qué la desconfianza de estas modalidades de trabajo? La razón, dicen los especialistas, es que 77% no confía lo suficiente en sus empleados. Sólo 19% ofrece home office y 14% la posibilidad de laborar desde cualquier lugar y momento.

“El área de tecnología de las empresas es facilitadora para el trabajo flexible, pero algo es cierto, las decisiones no dependen sólo de ella, sino del departamento de finanzas o recursos humanos. También hay que ser consciente de que no todas las posiciones pueden tener esta flexibilidad”.

Al no tener confianza ni flexibilizar la forma de trabajo, la cual no sólo involucra home office sino todas las facilidades para laborar desde donde se esté más cómodo, los directivos provocan la fuga de talento. En promedio, 48% de los colaboradores cambia de empleo para trabajar de manera más remota, mientras que 49% lo hace para laborar por objetivos y no por horario.

Una de las medidas que las empresas están implementando para facilitar la flexbilidad de trabajo es mayor seguridad para evitar robo de información. En total, 73% de las compañías sí cuenta con políticas claras de seguridad y 33% lo hará porque no confía en los hábitos de sus empleados.

La nube como aliada

Una de las soluciones para agilizar el trabajo flexible y que puede generar confianza en los directivos es el uso de la nube, la cual 21% de las empresas considera que les dio mayor agilidad, 16% flexibilidad, 16% seguridad y 12% mejoría en la experiencia del usuario.

En total, 53% de las empresas ya utiliza la nube para su día a día, de las cuales 44% usa las privadas, 31% las públicas y 25% las híbridas.

Entre las razones por las que el resto de las compañías no ha migrado a esta solución está en que 54% de las empresas encuestadas aseguró no tener la infraestructura física para almacenar la información, 28% les preocupa el tema de la seguridad y 8% porque no ve un valor agregado al desempeño dentro de la organización.

Pese a ello, 52% sí está considerando invertir en ella en los siguientes tres años.

El riesgo de la seguridad

Como lo mencionaron los encuestados del estudio, una de las razones por las que no se permite el trabajo flexible es la poca seguridad que éste pueda garantizar.

Macías destacó que el mayor miedo de los directivos de TI en 38% es que los empleados caigan en trampas de hackers o exista un ataque cibernético, 37% piensa en la pérdida de dispositivos y 18% que los hackers ingresen a la organización.

Esto se debe a los poco filtros de seguridad que existen en lugares públicos de conexión a internet que favorecen la entrada de amenazas letales que generalmente entran a través de los dispositivos móviles porque muchos empleados ocupan herramientas no corporativas para trabajar, por ejemplo, 80% usa WhatsApp y 84% su correo electrónico desde el celular o tableta.

elizabeth.lopez@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario