La educación que recibimos hoy es la economía del mañana

Foto EE: Natalia Gaia

Las compañías tienen el desafío de contar con gente cada vez más competitiva.

Hace unos años, no realmente muchos, si se quería realizar un deposito, comprar algo de comer o algún artículo había que salir de casa, ahora las cosas han cambio y el uso de la tecnología se inserta en la vida cotidiana, en el trabajo.

La implementación de robots e inteligencia artificial en las empresas ya es una realidad y se requiere crear distintas habilidades en los colaboradores para ser una fuerza laboral prospera del siglo XXI.

“Estamos frente a una transformación de gran velocidad, donde tenemos que comprender que el ser humano va a ser un factor diferenciador y el centro de la escena, mientras que la tecnología y la robótica serán un commodity”, menciona José María Zas, presidente y director de American Express México y Latinoamérica, durante su ponencia en el evento Women´s Forum México 2017.

Agregó que las corporaciones cuentan con modelos antiguos, de 100 años, en los cuales durante ese tiempo se ha forjado una educación para poder predecir la cultura de la gente, “hoy le pedimos a esas mismas personas que venga con soluciones diferentes”.

José María también habló de que las compañías tienen un principal desafío: contar con gente cada vez más competitiva, con un pensamiento de mayor valor agregado, en este sentido Europa tiene una ventaja estratega porque cuenta con mayor diversidad de pensamiento, tanto de hombres como de mujeres.

Otro desafío es sobrevivir ante la tecnología. En los últimos 100 años 10% de las grandes corporaciones desaparecieron porque o se pudieron adaptar a las situaciones. “Como decía Darwin, los que sobrevivieron a la historia de la tierra no eran ni los más inteligentes ni los más fuertes, sino lo que se pudieron adaptar, ver nuevos competidores y usar la tecnología como punto de partida y no como un punto final”.

Educación como impulsor

Esther Wojcicki, consultora en tecnología educativa y vicepresidente de Creative Commons dice que la educación es fundamental para ser una fuerza laboral prospera, porque la educación que recibimos hoy es la nuestra economía del mañana.

Precisa que se requiere enseñarle a los niños a comunicarse, ser empresarios Comenzar a ver la educación de manera distinta, que 50 o 70% del tiempo sea tradicional (de memorización), pero se necesita que por lo menos 20% del se dedique en aprendizaje basado en proyectos, en el que los niños lo desarrollen como si fueran empresarios. “Darles la oportunidad de poner a prueba algo, y si no funciona no pasa nada, seguir intentando y buscar algo distinto”.

Lo que aprendemos, precisó Esther Wojcicki, rige la vida, por ello hay que enseñarle a las personas a ser flexibles, comunicarse, colaborar, tener pensamiento crítico y ser creativos. “No podemos aprender ninguna de esas cosas leyendo un libro, hay que ponerlo en práctica. No aprendemos a andar en bicicleta leyendo un libro, necesitamos practicarlo”, finaliza la consultora.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.