4 retos empresariales para captar personal en 2018

Foto: Shutterstock

La rotación de personal, la necesidad de implementar nuevas formas de comercialización, así como la incertidumbre financiera que en los últimos días ha puesto en duda todo lo relacionado al TLC (Tratado de Libre Comercio), son algunas de las preocupación de las empresas para el siguiente año.

De acuerdo a un estudio del portal de empleos Bumeran.com, el 2018 representará un año de mayor apertura tecnológica dentro de las empresas, lo que hará que cada vez más empleadores se apeguen a los cambios que les permita acercarse y adaptarse al mundo digital, enfocando sus esfuerzos al área estratégica y comercial principalmente.

Por otro lado, señala que las personas buscan empresas que les permita tener un desarrollo profesional tangible que les brinde ofrezca mejores resultados y que la prioridad deberá centrarse en captar y desarrollar personal capaz de liderar los retos de innovación y transformación que tanto demandan al mercado.

“Ante las condiciones actuales en el ambiente laboral y la forma en que la tecnología se impone, las empresas han tenido la necesidad de contratar candidatos con los perfiles más competitivos. Sin embargo, no ha sido fácil esta tarea, ya que las empresas han tenido que dar un giro a sus esquemas tradicionales de contratación, han empezado a gestionar cambios internos que les permita encontrar oportunidades de crecimiento, tanto para la organización como para el colaborador.

Vivimos en un mundo en el que ambas partes (empresa y candidatos) deben hacer sinergia, no podemos detenernos a pensar si la transformación es necesaria, la cuestión es saber de qué manera implementarla, para que se cumplan los objetivos y, eso solo se logra si se cuenta con el equipo de trabajo y líderes competentes indicados”, señaló Hussein Escamilla, encargado del área de Comunicación en Bumeran.com.

Retos 2018

Los principales retos a los que se enfrentan las empresas el siguiente año, para tener en sus filas al personal indicado y altamente calificado son:

Implementar nuevos procesos de selección: La contratación de un candidato requiere mucho más que ofrecer una retribución económica, se debe empezar por ver si el candidato es capaz de dar soluciones, ofrecer oportunidades de crecimiento, desarrollar y potencializar su compromiso con los objetivos de la empresa. Crear programas de talento es una idea que cada vez es más recurrente entre las empleadoras.

Por su parte, la empresa debe ser capaz de desplegar de forma eficaz el talento de sus trabajadores, impulsándolos a utilizar todo su potencial para las tarea o áreas en la que aplique mejor.

Liderar la era digital: las empresas deben apostar por la innovación, nuevas estrategias y modelos de negocios, así como lanzamiento de nuevos productos, apoyándose con nuevas herramientas tecnología que no solo les permita incrementar la eficiencia en los procesos y operaciones, sino que mejore la experiencia del usuario en su viaje de compra de algún producto o servicio.

Lo ideal es enfocarse en encontrar líderes que no le teman a los nuevos cambios digitales, que estén preparados para ello, pero sobre todo, que estén a gusto con las nuevas tendencias

Facilitar el crecimiento profesional: Las oportunidades de desarrollo es uno de los principales factores que permite a las empresas retener a sus empleados e integrarlos al esquema de trabajo. En ocasiones, los empleadores ven como reflejo de un crecimiento profesional un aumento de sueldo u otras prestaciones; sin embargo, para muchos profesionales, ha resultado más importante avanzar en sus carreras profesionales.

Nuevos modelos de gestión: Desde siguientes años, sobre todo, porque saben que el manejo del personal no es el mismo que el de hace una década este momento muchas empresas se empiezan a replantear la manera en que trabajarán para los o cinco años atrás.

Los empleadores entienden que deben entrar a una nueva reconfiguración de contratación, captación y gestión de talento. Deberán buscar que sus colaboradores tengan la capacidad de trabajar en proyectos que den rendimientos a la empresa. De esta manera se permite que el empleado también gestione sus tiempos, priorizar actividades y dar los resultados necesarios.

Las empresas que dominan el mundo son aquellas que sin mirar atrás se adecúan a los cambios, son innovadoras, ofrecen soluciones y satisfacen a sus clientes. Saben dónde encontrarlos, entienden su comportamiento y les ofrecen lo que necesitan. “Renovarse o morir”.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.