Necesario emprender con conciencia

Héctor González Ramírez es miembro de la Junta de Consejo de Contagiando Voluntad. Foto EE: Adriana Hernández

Héctor González Ramírez es miembro de la Junta de Consejo de Contagiando Voluntad, asociación civil que busca generar un cambio dentro de las comunidades al emprender diferentes proyectos con responsabilidad social; por ello, durante su participación en la conferencia “Emprende con conciencia y responsabilidad social” durante la Semana Nacional del Emprendedor 2018, destacó la importancia de fomentar el emprendimiento con sentido social.

González dice que existen tres figuras básicas cuando se emprende un negocio: el empresario, el hombre de negocios y el emprendedor.

“El empresario es aquel que cuenta con una empresa ya sea por herencia o porque su principal objetivo fue generar un negocio; el hombre de negocios buscar generar efectivo, esto sin la necesidad de contar con una empresa, mientras que el emprendedor busca crear cambios positivos en una comunidad, sin ser dueño de una empresa”.

Para González, los emprendedores tienden a dividirse en dos partes: entrepreneur e intrapreneur.

“El primero se caracteriza por ser un emprendedor que está dispuesto a fundar una empresa como objetivo principal, mientras que el segundo llega a una compañía a generar cambios, tienen visión y talento para sembrar cosas positivas”, menciona.

Destaca que lo que diferencia a un emprendedor social es que tiene un alto sentido de las necesidades de su comunidad y deja en segundo punto las ganancias.

“Un emprendedor tradicional cuenta con un proyecto o producto que quiere posicionar y genera negocio; en cambio, el emprendedor con responsabilidad social tiene en mente una contribución al desarrollo humano sostenible”, añade.

El también académico de la Universidad Nacional Autónoma de México aseguró que existen tres vertientes para aquellos emprendedores que deseen realizar un cambio dentro de la sociedad: a partir de proyectos de medio ambiente, condiciones laborales y causas humanitarias, éstos son factores que permiten ejercer la responsabilidad social.

Sin embargo, advierte, “es necesario tomar en cuenta que para poder emprender en cualquiera de estas vertientes se requiere definir, investigar, crear e implementar el proyecto para su buen funcionamiento”.

González también compartió las características principales que debe contener un proyecto social.

“Al querer emprender de manera socialmente responsable hay que tener en cuenta cuáles serán nuestros objetivos, que sea sustentable, es decir, que también responda a una necesidad del país, y que, a su vez, el emprendedor muestre que ese proyecto podrá sostenerse con el tiempo. Todos los días hay oportunidades para generar cambios”, señaló.

CRÉDITO: 
José Ángel Ortiz Villanueva