Franquicias mexicanas con panorama alentador ante TLCAN

Foto: Especial

Ante el futuro aún incierto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los empresarios en México comienzan a preocuparse por el futuro de las inversiones y las cuestiones comerciales que hay alrededor del tratado. Al respecto, los fundadores de Franquicia Master, holding mexicano de ocho marcas de franquicias, explicaron que los cambios en el TLCAN podrían impactar en la apertura de unidades de franquicias de marcas internacionales en México, debido principalmente al alza de aranceles que se ha pedido en la negociación.

“El TLCAN ha beneficiado al sector franquicias durante años, gracias a que ayudó a generar un mercado de mayor competencia y ha fomentado el comercio el consumo entre países; sin embargo, el aumento a los aranceles y otras medidas que se están exigiendo en medio de las negociaciones, puede hacernos retroceder y mucho”, afirmaron José Luis Uberetagoyena y Vladimir Ramírez, socios fundadores de Franquicia Master.

Los empresarios explican que para las franquicias internacionales que ya operan con una base centralizada desde Estados Unidos o Canadá, la ruptura del TLCAN afectaría su cadena de suministro, ya que muchos de los insumos, equipos y tecnologías que usan en el día a día los tendrían que importar con un alza significativa en los impuestos. Por otro lado, José Luis Uberetagoyena y Vladimir Ramírez aseguran que el desarrollo de marcas extranjeras dentro del país podría verse limitada también, ya que su implementación dentro del país sería más costosa.

“Pese a que el panorama suena desalentador, nosotros estamos seguros de que 2018 es un gran año para invertir. Hay que hacer las cosas diferentes y mirar a otras opciones, otros países emergentes de Latinoamérica quizá, para seguir creciendo. Estamos convencidos de que para las marcas mexicanas hay grandes oportunidades: además de recibir más oportunidades de inversión, podrían adaptar sus esquemas de compra y producción, fomentando el consumo local y pagando un precio menor por insumos nacionales”, aseveraron Uberetagoyena y Ramírez.

Los retos de las franquicias mexicanas serán la adaptación y la resistencia a factores macroeconómicos que este año trae consigo. Las inversiones no deben parar, ni adentro del país ni hacia afuera. “Nosotros somos una empresa que ha crecido en el país, pero también hacia afuera, y es porque tuvimos la visión del crecimiento que se puede lograr volteando a otros países de Centro y Sudamérica, donde las marcas mexicanas están teniendo una gran aceptación.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario