Tres acciones clave para emprender

Foto: Especial

Hacer, reclutar y financiar, bases para generar proyectos

Cuando nos referimos a México, resulta imprescindible señalar que su gente es artífice de grandes ideas y creadora de proyectos con verdadero potencial. Así lo confirman los datos de Doing Business, un estudio de competitividad publicado por el Banco Mundial, el cual ubica a nuestro país en el sitio 48 entre 185 economías, lo cual indica que el país trabaja bien a escala regional, gracias, en buena medida, a las ganas y a la decisión que los emprendedores muestran día tras día.

José González, es un ejemplo de ello; él es fundador y director de Barared (firma dedicada a la oferta de servicios de telecomunicaciones), una empresa 100% mexicana que apoya al programa POSIBLE, proyecto diseñado para impulsar ideas de alto impacto en beneficio de la sociedad nacional.

Barared nació con la idea de que la gente tuviera medios para poderse comunicar en donde no hubiera teléfonos fijos, públicos u otro medio similar. Pero, ¿cómo fue posible realizarlo?

Conforme a su experiencia, González asevera que “una buena idea no necesariamente se lleva a cabo, pues el mundo está plagado de buenas ideas, el tema es ser capaces de implementarlas”, aspecto que será imposible si no se incluyen tres acciones básicas:

  • Hacer: lo primordial es luchar para que la idea se materialice, enfocarse en ella y esforzarse para enfrentar lo que pueda surgir. Sin este primer paso no se podría dar cimiento a lo planeado; también es fundamental enamorarse del proyecto y de cierta forma, tener vislumbrado el camino a seguir.
  • Reclutar: cualquier emprendedor necesita gente valiosa que se cautive con el proyecto para llevarlo a cabo. Se requiere atraer al talento, no por el dinero, sino por la pasión, corazón y compromiso.
  • Financiar: encontrar el soporte económico es elemental. Contrario a las creencias de que no existen los apoyos necesarios, si los hay, existen más inversionistas buscando emprendedores que emprendedores buscando buenos inversionistas.

Todo lo que se inicia, no necesariamente tiene que concluirse, sentencia el emprendedor, pero no es pretexto para estancarse. Así pues, explica José, su negocio sigue en desarrollo, planeando sostener las áreas de cobertura, tener un crecimiento orgánico y de una manera disciplinada, progresar a la par del asociado, prosperando en dos rumbos: más locales y más productos.

*Con información de POSIBLE

contacto@elempresario.com.mx

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción