El emprendedor que a brincos creó su negocio

Foto: Cortesía

De niños, una de las actividades que disfrutábamos era saltar en trampolines como profesionales, dar piruetas al estilo karateca y aventarse desde las alturas para rebotar felizmente, algo que queríamos hacer el resto de nuestras vidas, aunque de eso no viviríamos.

Saltar en trampolines no sólo es una atracción, sino un modelo de negocios que brinda dinero, diversión y salud, tanto física como mental, tres ingredientes básicos para vivir plenamente, así lo demuestra Gerardo Cavazos Torres, fundador de Jumpster Trampoline Park.

En el 2015, Gerardo comenzó uno de los proyectos más divertidos de su vida: un parque de diversión donde los actores son trampolines que permiten a personas desde tres hasta los 99 años brincar en los aires como profesionales y divertirse en un ambiente seguro.

“Es un concepto para todas las edades, donde ofrecemos entretenimiento que involucra la actividad física, algo diferente a los demás centros que sólo dan videojuegos o actividades estáticas. Nuestra prioridad es la seguridad del cliente con personal capacitado”, dijo en entrevista a El Economista.

Hace dos años y ocho meses, Gerardo inauguró la primera sucursal en su natal Monterrey, donda ha tenido más de 500,000 clientes, quienes disfrutan las diferentes áreas como saltos jugando basquetbol, el clásico juego de quemados o brincos en la pared.

Ahora, inauguró la segunda sucursal con la que espera tener un millón de clientes y la expansión de franquicias, modelo que se implementó en noviembre del 2017.

Jaime Poblete Stambuk, director de expansión de Jumpster, explicó que las franquicias cuestan desde 12 millones de pesos e incluyen todo para su implementación, tanto en estructura como capacitación y contratación de personal, con un retorno de inversión menor a 30 meses.

Destacó que para adquirirlo, se requieren ciudades con más de 1 millón y medio de habitantes, y elegir una buena zona de impacto.

A la fecha tiene presencia en Monterrey pero se planea otro centro en la ciudad, cinco para la Ciudad de México y cinco para Guadalajara.

“Hay más ciudades en la mira, pero ahorita ya tenemos fecha para ubicaciones en la Ciudad de México que se entregarán a finales del 2019. Para el 2022 o el 2023, planeamos tener 15 parques en México y a la par desarrollarlo en América Latina”, dijo Poblete.

Gerardo tiene mucho por hacer, pero sabe que lo logrará en poco tiempo, porque su modelo es rentable, seguro y saludable, algo que enamora a las mamás porque “ven a sus hijos activos y felices”, saltando con asesoría de los Jumpsters, jóvenes entre 17 y 21 años que enseñan las técnicas del juego y seguridad.


elizabeth.lopez@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario