Repunta en noviembre el crédito bancario al consumo

Foto: Cortesía

Préstamos a través de tarjetas de crédito aumentaron por El Buen Fin

El crédito bancario al consumo continuó su expansión a través de la tarjeta de crédito, el cual registró niveles históricos al mes de noviembre, con un crecimiento de 9.2% anualizado pero aún por debajo de su potencial de crecimiento, consideró Bank of America-Merrill Lynch (BofA).

Carlos Capistrán, economista en jefe para México de BofA, indicó a través de un estudio que “los préstamos de tarjetas de crédito continuaron aumentando y contribuyeron con alrededor de 5 puntos porcentuales del crecimiento del crédito al consumo en noviembre”.

De acuerdo con el Banco de México, en el undécimo mes del 2011, el crédito al consumo aumentó 19.7% anualizado, mientras que de octubre a noviembre del 2011 la variación fue de 17,800 mdp o 3.7%, siendo éste el mayor incremento mensual que se tiene registrado para este concepto.

Asimismo, el incremento de los préstamos con tarjetas de crédito fue de 9,500 mdp de octubre a noviembre del 2011 o 4.31%, la segunda variación más amplia desde diciembre de 1994, y únicamente por debajo de los niveles de noviembre del 2006.

“En nuestra opinión, gran parte del incremento se debió a compras navideñas adelantadas. Esto sugiere que las tarjetas de crédito aún tienen una amplia oportunidad de crecimiento”, aseguró Capistrán.

BofA consideró a través de las brechas del crédito, las cuales son mediciones que reflejan el potencial de crecimiento del financiamiento bancario, que el ritmo de cierre de estas brechas para consumo se aceleró en los últimos meses, pasando de un indicador de -5% en junio del 2011 a -1% en noviembre del mismo año.

El gobierno federal y el sector privado lanzaron el programa de Buen Fin a modo del programa estadounidense Black Friday, para el fin festivo del 18 al 21 de noviembre, cuando buena parte de los beneficios del programa eran ventas con hasta 18 meses sin intereses si se realizaba el pago con tarjetas de crédito, en lugar de dar descuentos generalizados en los comercios participantes.

“No es sorprendente que la brecha crediticia de consumo se cerrara más rápidamente después del Buen Fin. Sin embargo, las tasas de crecimiento anuales del crédito al consumo permanecen por debajo de los niveles anteriores a la crisis, considerando que entre el 2005 y el 2007, el crédito total registró un crecimiento promedio de 25% real interanual”.

Para el especialista, además de las brechas crediticias, se observan bajos niveles de crédito con respecto a estándares tanto históricos como regionales, lo que refleja las oportunidades que existen de que el crédito apoye la demanda doméstica. “Entre enero y noviembre del 2011, el crédito al sector privado fue de 13.4% del PIB. Sin embargo, este agregado permanece por debajo del nivel del 2009 de 13.7% del PIB y los niveles de inicios de la década de los 90, cercanos a 30% del PIB previo a la crisis del tequila”.

Mexicanos, pesimistas sobre futuro económico

Los consumidores mexicanos siguen dudando sobre el futuro económico que les espera, tanto para los hogares como para el país en su conjunto, y ello se reflejó en la caída anual de 0.4% del Índice de Confianza del Consumidor en el último mes del 2011.

El índice, que elabora el INEGI y el Banco de México, se ubicó en diciembre en 90.8 puntos, por debajo de los 91.2 en que se ubicó en el mismo mes del 2010 y por debajo de los 92.5 puntos que esperaba el consenso.

De acuerdo con analistas, hay rubros que componen el índice, como los relacionados con las condiciones futuras de la economía, el rubro que mide la situación económica de los hogares y el país hacia el siguiente año, que descendieron de 100.5 a 98.8 puntos y de 95.1 a 94 puntos, respectivamente.

“La percepción sobre la situación del país, influida principalmente por el deterioro del entorno global y por la alta inseguridad que prevalece a la fecha influyó en este resultado”, dijo Invex en una nota. Banorte Casa de Bolsa advirtió que sí hubo un impacto positivo sobre el índice derivado del Buen Fin, principalmente en el componente relacionado con las posibilidades de compra de bienes duraderos, que subió en más de 9 puntos a 81.2.

Los consumidores mexicanos podrían estar descontando un menor ritmo de crecimiento económico que podría advertir una desaceleración del consumo privado en el primer trimestre del año. Invex destacó que el mercado laboral mostrará una marginal recuperación y el crecimiento será moderado con altos riesgos de baja. (Ana Valle)

CRÉDITO: 
Edgar Huérfano, El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.