No deshidrates tu bolsillo, ni el de tu empresa

Foto: Cortesía

Consigue un ahorro de hasta 50% con un purificador de agua

México es el principal consumidor de agua embotellada a nivel global, de acuerdo con el reciente informe de Beverage Marketing Corporation.

Según un estudio de Pureit de Unilever, compañía dedicada a la producción de purificadores, una familia promedio mexicana gasta 4,680 pesos anuales en agua purificada, cifra que podría reducirse en más de 50% con el uso de un purificador. México tiene el mayor consumo per cápita de agua envasada en el mundo: 174 litros anuales, según la consultora Euromonitor.

Cálculos muestran que un hogar promedio consume tres garrafones de agua de 20 litros a la semana, seis garrafas de 10 litros semanales y una botella de 1.5 litros por persona al día.

En el país, Nestlé es el segundo proveedor de agua embotellada en formatos de hasta seis litros en el canal de autoservicios.

El negocio es jugoso en el país. Las empresas apuestan tanto en el segmento de agua embotellada como en el negocio de sistemas purificadores domésticos, tecnologías que pueden permitir a los consumidores ahorros por más de 50% en el consumo de agua purificada.

Euromonitor detalla la importancia del negocio en la región: en el 2011 se consumieron 18,808 millones de litros de agua embotellada en México, 8.7% más que en el 2010.

El monto total: 90 pesos semanales en el caso de los garrafones clásicos (20 litros), lo que al año resulta en un costo total de 4,680 pesos.

Es aquí donde las nuevas tecnologías pueden beneficiar a los usuarios con ahorros para su bolsillo.

Haz una buena compra

Tradicionalmente, el mexicano consume agua de los garrafones; sin embargo, podría representar un costo muy alto para la mayoría de los bolsillos.

En centros comerciales se venden purificadores domésticos con tecnologías de carbón activado, sistemas que eliminan virus y bacterias, además de filtros que remueven partículas visibles, con los que se puede purificar agua de una manera segura, práctica, que genere un impacto sustentable y un beneficio económico con ahorros de 30% el primer año.

Si invertimos anualmente 4,680 pesos en garrafones de agua, un purificador promedio que cuesta 1,400 pesos puede generar un beneficio económico de 980 pesos en el primer año, por la compra del equipo y sus filtros, pero en adelante se pueden ahorrar hasta 3,280 pesos por los repuestos.

Este tipo de sistemas de purificación continua puede ser utilizado fácilmente por cualquier integrante de la familia, ya que su uso es sencillo, no implica riesgos y, además, le caerá muy bien al bolsillo de caulquier familia en el país.

Samsung

¿Cómo funcionan?

  1. Algunos utilizan filtros de microfibra para eliminar partículas visibles.
  2. Filtros de carbón activado que remueven pesticidas y parásitos dañinos.
  3. Procesadores o luz ultravioleta que retiran virus y bacterias.
  4. Clarificadores que remueven cloro y otro tipo de contaminantes.
  5. Algunos implementan el uso del ozono, que quita del líquido los microorganismos.

raul.delgado@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Raúl Delgado, El Economista