Inversionistas ángel, otra opción de crédito

Foto: Especial

En 2011, en México sólo se invirtió 0.02% del PIB en capital de riesgo

Para iniciar un negocio es importante contar con el dinero necesario, pero en muchas ocasiones conseguirlo resulta una tarea complicada, ya que debido a la inestabilidad de los mercados financieros, los bancos han reducido las facilidades de crédito, además de que los inversionistas muestran mayores reservas al momento de inyectar sus recursos a los proyectos.

Por ello, es relevante conocer diferentes opciones de capitalización y así, evitar que el talento y las ganas de innovar algún producto o servicio pierdan por completo su valor. En México, existen diversas opciones para conseguir recursos, entre las que destacan los inversionistas ángel.

Esta clase empresarios busca invertir su dinero en compañías que se encuentren en etapas iniciales (startups) y ostenten un gran potencial de crecimiento, así como expectativas de convertirse en negocios exitosos y altos rendimientos sobre su capital, ya sea en utilidades o al momento en que decidan vender su participación.

Los inversionistas buscan retornos superiores a 28% anual, confían en compañías que tengan una propuesta de valor en el mercado y un diferenciador con base en la innovación y las empresas en estado de incubación son ideales. Las inversiones ángel aplican a casi todas las industrias”, dijo Hernán Fernández Lamadrid, socio fundador de Angel Ventures México.

El mercado de este tipo de inversiones está en crecimiento y reporta gran impacto en sectores como el de tecnología y salud. “Hay al menos 15 fondos adscritos a la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap) y 77,000 individuos en México con ingresos disponibles para calificar como inversionistas ángel”, añadió el representante de Angel Ventures México.

Falta camino por andar

En México, existen pocos inversionistas ángel debido a que los fondos de capital de riesgo son muy bajos en comparación con otros países.
En el 2011, en nuestro país sólo se invirtió 0.02% del PIB en fondos de capital de riesgo, indicó un estudio del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem)
.

Lo anterior, en comparación con naciones como España y Brasil –que invirtieron 0.18 y 0.27%, respectivamente–, genera que 44.29% de las empresas cierre por falta de rentabilidad o por problemas para conseguir algún financiamiento.

Sin embargo, Fernández Lamadrid afirmó que cada vez hay más interés en conocer cómo convertirse en un inversionista, pese a que en México todavía no se ha captado la atención en masa.

Consigue estos recursos

Para hacerte acreedor a una inversión ángel es necesario preparar un plan de negocios sólido que contenga toda la información sobre la misión y visión de tu empresa, cuál es su producto o servicio, proyección financiera y el mercado objetivo.

Si el emprendimiento es aprobado, se firma un contrato preliminar de asesoría. En general, este servicio es gratuito hasta el momento en que el emprendedor consigue capital. Llegado este punto, el club de inversionistas puede negociar una participación en el proyecto, en concepto de recuperación por el servicio”, puntualizó César Salazar, director de 500 Startups.

La compañía 500 Startups es un fondo privado de capital semilla, el cual tiene inversiones en 500 empresas en 33 países; en México ha financiado a 35 organizaciones.

Esta firma invierte entre 300,000 y 500,000 pesos cuando el negocio está en su periodo de inicio y ya cuando el proyecto está más adelantado llega a financiar entre cuatro y cinco millones de pesos.

carlos.montesdeoca@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Carlos Montes de Oca