Informalidad laboral causa baja productividad

Foto: Archivo/El Economista

La informalidad laboral es una de las principales causas de la baja productividad que frena el crecimiento económico de México, de ahí que la Secretaría del Trabajo (STPS) tenga como reto formalizar el empleo y alentar el acceso a la seguridad social, afirmó la subsecretaria de Empleo y Productividad Laboral, Patricia Martínez Cranss.

Refirió que en el país, dentro de la Población Económicamente Activa, seis de cada 10 personas están al margen de los beneficios de la seguridad social, y carecen de prestaciones básicas como los servicios de salud, las guarderías, los seguros de vida, de cesantía, de jubilación y todo el cúmulo de la protección social.

Cabe recordar que el Índice Global de Productividad Laboral de la Economía -con base en las horas trabajadas- registró una caída de 1.8% anual en el cuarto trimestre del 2013, es decir, el mayor descenso desde los últimos tres meses del 2009, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

La funcionaria federal dijo que el Servicio Nacional de Empleo (SNE) cuenta con la bolsa de trabajo más importante de México, que a través del Portal de Empleo se tienen 275,000 vacantes vigentes todos los días y que el año pasado se logró colocar en un puesto de trabajo a 1.4 millones de personas.

En ese sentido, la funcionaria de la STPS mencionó que la misión fundamental del SNE es la de colocar a personas en un empleo formal, es decir, a buscadores de un puesto de trabajo, que pueden ser desempleadas o personas que, si bien laboran, desean tener una mejor oportunidad.

En lo que va del año se han realizado 132 eventos de este tipo en todo el país, con la participación de 6,000 empresas y 138,000 solicitantes en busca de un trabajo entre las 132,000 vacantes ofrecidas; al final, 14,565 personas lograron colocarse en un empleo.

Otros servicios de vinculación, dijo, son las ferias de empleo, espacios a donde concurren oferentes y demandantes de un puesto de trabajo.

Hay que destacar que algunas de esas ferias de empleo fueron temáticas, dirigidas a técnicos, técnicos superiores universitarios y profesionales; migrantes, mujeres, adultos mayores y personas con discapacidad.

pmartinez@eleconomista.com.mx

CRÉDITO: 
María del Pilar Martínez / El Economista