Boing le dice adiós a los popotes y buscará igualdad en ISR

Foto: Cooperativa Pascual

La Sociedad Cooperativa Trabajadores de Pascual anunció que reemplazará los popotes de plástico de sus productos Boing por taparoscas, esto como parte de su campaña México Lindo y Querido 2018.

El director de la empresa, Salvador Torres Cisneros, precisó que se buscará que los productos de medio litro cuenten con tapa rosca, mientras tanto la bebida Boing de litro ya se vende en esa presentación, con el propósito de apoyar al medio ambiente y no hacer uso del popote.

La empresa planea ofrecer nuevas novedades, entre las que se encuentra la venta de leche; adquisición de una planta purificadora de agua que les permitirá la venta del líquido en garrafones de cinco, 10 y 15 litros para que no sólo se comercialicen botellas pequeñas.

El directivo adelantó que sostienen negociaciones para adquirir terrenos y ampliar la planta que tienen en Tizayuca, Hidalgo, y en San Juan del Río, Querétaro, además de que buscarán generar mayor número de empleos.

Asimismo, se trabaja en un proyecto de exportación de sus productos para ampliar su mercado, el cual se había detenido, pero ahora se retomó para incrementar el volumen de las exportaciones.

Buscará a AMLO para hablar de impuestos

Al respecto de la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia, la cooperativa celebró el hecho y dijo que buscará organizarse con otras cooperativas para del país para pedir una reunión con el candidato ganador de la elección presidencial a fin de hablar sobre los Impuestos Sobre la Renta (ISR) y al Valor Agregado (IVA).

Cisneros, señaló que demandarán tener trato igual en el caso del IVA, que se destinen presupuestos suficientes para desarrollar proyectos ciudadanos de jóvenes universitarios para que empleen sus conocimientos propios y emprendedores.

Sostuvo que la aplicación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) sigue afectándolos porque no les ha permitido el crecimiento de la cooperativa, continúan con los mismos volúmenes de ventas y aunque se han mantenido, ha sido difícil y de 2014 a la fecha han pagado más de mil 200 millones de pesos por ese impuesto y eso impide crecimiento adecuado.

En su opinión, en el ISR y el IEPS no hay cancha pareja, pues mientras la competencia no paga impuestos por los productos, incluso con menor contenido de fruta, su cooperativa sí paga IVA.

En ese sentido, dejó claro que no exigen extensión o que les den estímulos, sino condiciones parejas, porque a otras empresas que llegan a México, les dan terrenos y apoyos, facilidades fiscales, mientras que a cooperativas mexicanas no se les ha beneficiado.

De acuerdo con Torres Cisneros, en México no se tiene un registro de sociedades cooperativas, entre las grandes se encuentran Pascual, Cruz Azul, y hay varias pequeñas en el país, de ellas en la Ciudad de México calculan más de 800, consideradas pacíficas para hacer proyectos productivos.

Señaló que ante la inminente llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, tienen grandes expectativas, toda vez que cuando fue candidato a la gubernatura de Hidalgo en 2016, le comentó que apoyaría a las cooperativas y siempre se mostró favorable hacia el sector social de la economía que ha sido olvidado.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario