50% de las pymes presentan estancamiento por falta de crédito

Foto: Especial

Cerca del 50% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) no han logrado aumentar su producción ni escalar su base de clientes, lo que significa que han sufrido un estancamiento en su crecimiento durante los últimos años, reveló Konfío.

La plataforma en línea de créditos para capital de trabajo a micro y pequeñas empresas precisó que de acuerdo con su Reporte de Crédito anual, lo anterior se debe a la escasez de oferta de créditos especiales para el uso de este segmento, en donde la baja oferta crediticia tiene un costo más elevado en comparación con un crédito para empresas grandes o corporativos.

Ante dicho obstáculo financiero, ocho de cada 10 empresarios recurren a créditos personales para invertir en su negocio.

En un comunicado, explicó que según el reporte, las principales razones que llevan a los empresarios a tomar esta decisión son dos: la velocidad de respuesta más alta que tienen respecto a los préstamos empresariales; y, el respaldo de las instituciones crediticias que les genera mayor confianza.

Esta situación, indicó, es el comienzo de una mala planeación financiera para las pequeñas y medianas empresas, pues si bien por sus características, el crédito personal representa una opción de financiamiento accesible para sus capacidades, los términos y las condiciones en que se realizan estos préstamos terminan por impactar de manera negativa en la operación de dichas compañías.

Destacó que mezclar las finanzas personales con las de una empresa, puede provocar un desbalance en las cuentas de uno y otro lado.

El fundador y CEO de Konfío, David Arana, expresó: “Los créditos personales sirven para resolver problemas financieros en el hogar, y la forma de liquidarlos es a través de los ingresos de esa persona en su empleo".

De ahí que si los empresarios solicitan estos créditos personales para invertir en su negocio, además de arriesgarse a no poder cumplir con el pago del crédito si su negocio no obtiene buenos resultados, ponen en peligro su patrimonio personal y empresarial.

Subrayó que otra razón que provoca el estancamiento de este sector económico es la falta de control administrativo y el mal uso que se da a crédito, pues cuando una pyme logra tener acceso a un financiamiento, sea empresarial o personal, en lugar de invertirlo en activos que representen una oportunidad de crecimiento, en la mayoría de los casos se utiliza para el gasto corriente, como una manera de paliar una falta de ingresos de la empresa.

Indicó que sólo 50.48% de los empresarios utilizan el crédito para alcanzar sus objetivos estratégicos, lo cual les brinda un balance estable de ingresos-egresos, y con ello lograr un crecimiento y desarrollo del negocio.

El directivo resaltó que “cuando se juntan la escasez de opciones financieras y la falta de educación financiera para pequeños empresarios, el resultado es un panorama de estancamiento y es en el que están gran parte de las Pymes".

De acuerdo con el Reporte de Inclusión Financiera 2017 de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en México hay 504 contratos de crédito individual por cada mil adultos, lo que indica una caída de 2.0% respecto a la cifra de 2016, al pasar de 51 millones a 49.8 millones.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario